Oh simple things, where have you gone?

jueves, 28 de julio de 2011 10:05 Publicado por Prince.nightmare 2 ilusiones

A veces perdido. Y otras muchas encontrado.

Esto de ir pasando de un estado a otro sin quedarme quieto empieza a cansarme. Creía saber las cosas que me gustaban, conocer a aquellos a los que me interesaba que estuvieran conmigo, y en el mejor de los casos, confiaba en que el tiempo me haría perfeccionar mis relaciones con los demás, para así lograr ser el alma de las fiestas, aquel al que todos quieren tener en sus vidas, y aquel que nunca sobra, y siempre falta. Y supongo que me he quedado en un punto intermedio; ni soy imprescindible, pero a la larga supongo que se me hechará de menos. Como aquel juguete que perdiste y que era tan guay y ahora lo hechas de menos.

Soy egoísta, eso lo sé yo y lo saben quienes me conocen. La vida me enseñó de forma inesperadamente temprana, que es el camino que mejor me conviene si no quiero que los demás me coman. Primero yo, luego los demás. Fruto de tanto capricho, proviene mi indecisión hacia todo lo que me rodea. Y es que ya no sé decir basta, y quedarme con alguien sin hechar en falta otro tipo de cosas. Cosas que no llenan, pero que creo que se llama libertad. No sentirte atado a nada ni a nadie. Pero supongo que en cierto modo, a todos nos gusta estar atados a un pequeño globo que nos mantiene los pies en la tierra, y nos recuerda que hay más cosas, a parte de uno mismo.

Llego a veces a la conclusión de que no se tratar a las personas que me rodean porque no me se tratar ni a mi mismo; y eso es raro, bastante, diría yo. El caso es, que no puedo creer ilusamente que los demás esperarán a que yo ciertos pasos, para que ellos den los suyos, y cuando me entre una rabieta, decirles que paren, que me quiero unir a la partida, y formar parte del juego, para que no se vayan, y de tal manera, sentir que me pertenecen. Que me pertenece. Y entre tanto capricho y berrinche infantil, descuido a más amistades y personas importantes, y no quiero complicar más las cosas... de lo que ya lo están.

Ahora solo me queda preguntarme cómo será todo cuando vuelva a Barcelona. Si sabré controlarme, y tragarme mi egoísmo, y dejar que los demás sean felices, o... volver a lo de siempre, enfadarme, cortar una posible futura relación y volver a lo mismo? O cambiar el final y quedarme quieto de una vez con esa persona? Sea como fuere...mamá nunca me educó para quedarme solo, y sentirme tal que así.

Con respecto a otras personas... supongo que hay etapas a punto de estar cerradas definitivamente, y que el mejor paso para perdonar no era el olvido ni la distancia, sino abrirse uno mismo y sentir empatía por los demás; abrirse y ver que cada cual tiene sus razones para cometer ciertas acciones u otras, y que puede que éstas ayuden en el futuro a no cometerlas una vez más. Darte cuenta de que pudiste haber sido una de esas piedras que hacen que no caigas en los mismos errores. Y eso a la larga, se agradece, no? ... Es mejor mirarlo desde ese punto de vista.

Luego están las respuestas que siempre pedí porque consideraba que era justo recibirlas, y nunca tuve. Así que creo que es por eso por lo que yo mismo me las di, y a falta de segundas personas, yo, que tan egoísta soy, me las doy a mí mismo. Aunque me siento en paz, por dejarlo todo ir, dejarlo todo fluir, y estar en paz con todo lo demás.


Hoy me doy cuenta de que si estoy solo es porque quiero.

...o porque debo


Keane – Somewhere Only We Know


"Si tienes un minuto, préstamelo. Puede ser el principio de todo, o el final de lo que nunca ha empezado, pero será nuestro minuto, para llevarnos a un lugar que solo nosotros conozcámos".

Reacciones: 

Breath me

lunes, 11 de julio de 2011 4:14 Publicado por Prince.nightmare 2 ilusiones

Nunca he intentado vivir más allá de mis posibilidades.
Pese a que nunca he dejado de soñar. Ni lo haré.
Suelo pensar que el mundo acabará mañana. Y en cierto modo, siempre acaba. Mañana. Mañana acabará. Y al siguiente volverá a nacer. Esto hace que me replantee cada una de las palabras que digo, cada una de las llamadas que hago, o no hago. Todas aquellos actos que puedan repercutir en que para mi, el mundo vuelva a nacer pasado, después de morir mañana.

No puedo hacer nada para restablecer el orden del mundo, que ahora que he crecido me parece tan loco, desventurado, incoherente y en ocasiones patético. Se que aunque el desorden de este mundo no dejará de crecer, creo que si todo lo que hago, lo hago de manera cuidada, e intentando no perjudicar a nadie, mañana tendré menos culpa de que este mundo sea tan loco, desventurado, incoherente, y en ocasiones patético como me parece ahora. Y que pasado, sea menos distinto a mañana.

No tengo odio dentro de mi. Me he educado para no sentir eso hacia nadie. No es sano, ni está en mí. Lo que es inevitable es sentir dolor por ciertas cosas. Siento que aunque no es odio todo lo que hay en mi, el dolor puede confundirse con él y dejarme llevar es demasiado facil y como dice Vetusta Morla, suena demasiado bien. Igualmente, siempre he pensado que lo contrario al amor no es el odio, sino la indiferencia. El odio implica un sentimiento hacia otra persona. A la indiferencia nada le importa. Regalar 2das oportunidades no es tan facil como pintan en las películas, si sabes que el resultado no terminará beneficiando a nadie. Y menos a ti. Y menos a una persona que no te merece cuanto menos, respeto por no sincerarse frente a ti, y decir de una vez las cosas y verdades una tras otra, sin parar, y siendo por primera vez sincero en todo el tiempo que lo conoces. Aunque duela. Aunque vuelva a dolerte como mil cuchillos clavados en todas las partes de tu cuerpo. Estar en paz consigo mismo, es el primer paso para estar en paz con los demás. Porque a pesar de todo, camino y me doy cuenta de que no todos los refranes y dichos son tan ciertos como que respiro. Y en mi caso, la distancia es el olvido, no puede ser más irónico.

Y quizá sea por el desorden de este mundo, o porque el que es incoherente soy yo, o incluso porque si no siento odio, y no sé que siento, necesito todas aquellas explicaciones que nunca nadie me dio, y que no hacen más que crecer día tras día, comiéndome la cabeza y forjandome como un paranoico empedernido de alguien de quien solo recuerdas su sonrisa, y que ha hecho que no puedas volver a enamorarte de nadie, porque ya no sientes que puedas confiar en nadie.

Prometí no volver a escribir de todo esto en este blog, de todo este pastiche de sentimientos que leídos de golpe asustarían a más de uno. Y así será. Este es el último post que escribiré acerca de tan estúpida historia. De algo que solo yo recuerdo. Es todo.

Menos de un mes. Y Castellón será nuestra.

"La vida no se trata de esperar a que pase la tormenta... se trata de salir afuera y bailar en la lluvia."

Y yo no esperaré.

http://open.spotify.com/track/6YKT5HoPwjTwhHiCNQsBMK


Reacciones: 

Adios Barcelona, adiós

viernes, 1 de julio de 2011 7:58 Publicado por Prince.nightmare 4 ilusiones
Ya estoy en Gran Canaria.

Y hace calor... se está comodo sentado otra vez en mi cama, rodeado de mis cosas, de mi familia, de mi gente. Pensaba que sería angustioso volver aquí. Tampoco cantemos victoria, apenas hace un día desde que dejé Barcelona, y tampoco he visto a tanta gente. Mamá y papá apenas hablan, como de costumbre, mi tía sigue encerrada en una depresión, y mi hermana aún no ha pasado por casa, como de costumbre; las costumbres no cambian.

Qué infantil parece mi habitación ahora que me marché hace un año... demasiado color, para estar acostumbrado al verde pistacho y el blanco. Aqui hay de todo: morado...rojo...azul...amarillo.. mi habitación parece la del payaso de tricolor. O como se escriba, no lo sé.

Tengo ganas de ver a todos. Por muy extraño que parezca, ahora que me he ido, parece que me echan de menos. Y allá también, una fiesta de despedida, regalos y comentarios propios de quien se va a la guerra y todo pinta como que no volverá. Solo que espero que si que vuelva. Vamos, ese es el plan. El plan. Plan? Qué plan?, si nunca he tenido un plan, ni nunca me han gustado los planes. Donde dejas espacio para la espontaneidad, las sorpresas del camino y dios sabe que más.

Se supone que he mejorado, que me he crecido en todo este año. Ya las cosas no me afectan como antaño, y la impaciencia parece haber caído muerta frente a la paciencia. Procuro tratar mejor a mi entorno, la sensación de soledad no es algo que uno quiera repetir infinitas veces a lo largo de su existencia, que va. O si, en ocasiones. Al menos estoy en un momento en el que no. Cuanto menos tiempo solo esté, mejor. Y mira quien escribe! El rey de la soledad. Que disfruta más de una peli o un libro a solas que yendo de comida familiar. Ahora que lo pienso, es un mal ejemplo...

También se supone que he pasado página. Que como ya he dicho, las cosas no me afectan tanto, que he perdido mi victimismo,y que si me tumbas, me levanto con la misma buena cara. Claro... que eso significa que ya no siento tanto. Y hasta que punto es bueno sentir... que ya eres invulnerable a ciertas cosas?. Al amor, por ejemplo. Dos. Dos han sido las proposiciones de pareja que he tenido este último año en Barcelona. Y a los dos he respondido con la misma y corta palabra. Solo una, de dos palabras. Tan simple y sencillo como la palabra No. No. No, porque no quiero. No, porque no estoy preparado.No, porque te quiero, yme haré daño, y lo peor de todo, te lo haré a ti. No, porque no estoy enamorado. Ya no me enamoro de nadie, la última vez que lo hice, y salió mal, se quemó esa habilidad de entregarme por completo (o lo que creía que suponía entregarse uno mismo por completo) a otra persona. No, porque siempre me recordarán a otra persona, y siempre querré que se parezcan. Y soy un egoísta por pensar esas cosas. Así que esa página que pensaba que había pasado, realmente está a medias, mientras hago un esfuerzo por saber qué me espera en la página siguiente. Pero si sigo así, llegaré al final del libro sin haber pasado ninguna otra página. Y mi final, no tendrá final.

Lo típico es escuchar a tus amigos, que no dejan de recordarte que "no merece la pena" y que "me merezco algo mucho mejor". Algo mucho mejor? Mejor que la mejor sensación que he tenido en mi vida? No lo creo... que puede haber mejor?. Eso no implica lo cabrón que podemos llegar a ser cuando nos cansamos de la otra persona, y saltar a estar con otra, que probablemente, y como no dejan de recordarte, es mejor que tu, ¡de qué si no te habrían dejado!. O de que la distancia gana a la relación, y que ésta no es tan fuerte como para siquiera intentarlo. Hacer el esfuerzo? Intentarlo? Probar? Por alguien que se va a Barcelona a estudiar? Que va! No merece la pena, mejor miento, digo que es por ti y no por mi, y ... adiós.

Y así es. Un triste beso robado y adiós.

Feliz verano a todos. Me queda unos largos dos meses aquí. Una semana en Castellón en el ArenalSound con Lara, Virginia, Mairal y Laura, grandes grupos tocando mientras nos bañamos en las playas cerveza en mano... y cerrar los ojos, consciente de que es precisamente de esta manera, en la que puede que llegue el día, en el que la adrenalina me dote de la capacidad necesaria, como para poder pasar esa pesada página, que lleva tiempo sin contarme nada nuevo, ni de intentar hacerlo, solo de pedir perdón para aliviar la conciencia de alguien que no tiene.

Fotografías:
Russian Red presentando su disco en el Fnac de Triangle
&
Mi despedida con mis amigos en Barcelona


Reacciones: